top of page
  • Foto del escritorHistopedia de Puerto Rico

El Grito de Lares

Actualizado: hace 7 horas


El GRITO DE LARES

El Grito de Lares fue un acto de rebelión de algunos patriotas que querían acabar con la opresión española de la época.

Trasfondo histórico

En el año 1837, siete años después de la muerte del libertador venezolano Simón Bolívar, las Cortes Españolas decretaron que Puerto Rico y Cuba no tendrían representación en el Cuerpo Legislativo del Tercer Régimen en España, y serían gobernados en formas especiales. Luego de este decreto, comenzó en la Isla un movimiento reformista para luchar junto a Cuba por mayores libertades ya que había comenzado un régimen de fuerza, dirigido por los españoles, y los puertorriqueños estaban siendo atropellados. El Gobernador y el Capitán General gobernaban a su discreción, y los que no estaban de acuerdo, eran perseguidos y desterrados. Para empeorar las cosas, en el 1848, se decretó el Código Negro por el General Prim, por su temor a las rebeliones de los esclavos. Este era uno cruel e inhumano. Luego, se instituyó el Régimen de las Libretas por Don Juan Pezuela, limitando la libertad del jornalero. Para 1858, fue desterrado Julián Blanco Sosa por hacer llegar la queja a España de lo que sucedía en la Isla de Puerto Rico, y luego, Ramón Emeterio Betances por abogar por la independencia y la abolición de la esclavitud.


Ramón Emeterio Betances

En 1865, se convocó un Decreto Real en España, donde se podrían exponer los problemas de Puerto Rico y Cuba. José Julián Acosta, Segundo Ruiz Belvis y Francisco Mariano Quiñones fueron quienes representaron a la Isla en España, logrando la abolición de la esclavitud.


(Ver: Abolición de la Esclavitud en Puerto Rico en el siguiente enlace)


Sin embargo, al regreso a la Isla, fueron perseguidos y desterrados. Estos se establecieron en Santo Domingo, y más adelante, se mudaron a Nueva York, donde conocieron a José Francisco Basora, quien, en unión con algunos cubanos, luchaba por la independencia de ambas islas.


José Francisco Basora
José Francisco Basora

En 1867, Ruiz Belvis viaja a Chile, en busca de ayuda para la causa, pero fallece en ese país el 5 de noviembre, días después de su llegada. Tras su muerte, Ramón Emeterio Betances se inspiró a continuar más arduamente con la lucha, y envía a Puerto Rico, clandestinamente, una proclama que había preparado con el nombre de Los Diez Mandamientos de los Hombres Libres. Esta establecía condiciones que España debía cumplir para conseguir la lealtad de los puertorriqueños.


Segundo Ruiz Belvis

Planificación El 6 de diciembre de 1867, Betances viajó hacia Santo Domingo, y desde allí formó parte del Comité Revolucionario de Puerto Rico. Este comité era el que nombraba delegados y agentes, y conseguía las herramientas para defenderse. Mientras tanto en nuestra isla, se formaron juntas revolucionarias secretas en los pueblos del suroeste. Los grupos se llamaban Capá Prieto en Mayagüez, Centro Bravo en Lares, Porvenir en San Sebastián, Lanzador del Norte en Camuy, y Lanzador del Sur en Ponce. Estas juntas tenían presidente y secretario. Además, tenían reglamentos, y activaban la propaganda militante y económica. El comité (los separatistas) pidieron ayuda a algunos liberales tales como, Román Baldorioty de Castro y José Julián Acosta, pero éstos preferían una propaganda pacífica, y no se unieron. Manuel Rojas, Presidente de Centro Bravo en Lares, diseñó una bandera ideada por Betances. Esta fue bordada por Mariana Bracetti en el 1868, y se reconoce como la primera bandera de Puerto Rico.


(Ver: Historia de la Bandera de Puerto Rico en el siguiente enlace)


Mariana Bracetti (por Fran Cervoni 1968)

Mariana Bracetti, mejor conocida como Brazo de Oro, era la esposa de Miguel Rojas. Este era un exiliado venezolano, hermano de Manuel Rojas.

Para ese tiempo también, se tocaba en Puerto Rico una danza compuesta por Félix Astol Artés, llamada La Borinqueña, y la sangermeña Lola Rodrígez de Tió le adaptó una letra revolucionaria a la música para apoyar la rebelión.


(Ver: Himno de Puerto Rico: Historia, Letra y Música en el siguiente enlace)


Sin embargo, al haber filtraciones de las reuniones que se estaban efectuando en los distintos barrios, se provocó que el Comandante Militar de Arecibo, allanara la casa de Manuel María González (Presidente de la junta en Camuy), el 19 de septiembre de 1868. Allí se encontraron documentos comprometedores, y éste fue encarcelado. La noticia se supo rápido en las demás juntas, y en concenso, decidieron dar un golpe el día 23, para tomar Lares y San Sebastián. Se escogió Lares, por ser un lugar estratégico para poder comunicarse con los demás pueblos, y por su localización geográfica en un lugar montañoso. Además, estaba lejos de las bases militares de San Juan, y era la junta que más miembros tenía. El pueblo de San Sebastián se escogió porque en el barrio había un cuartel con herramientas que ellos necesitaban.


Escena del Grito de Lares

El Grito de Lares

El 23 de septiembre de 1868, caminaron desde Mayagüez hacia Lares, cien hombres dirigidos por Juan M. Terraforte. Además, en Lares había alrededor de 200 hombres adicionales esperándolos. Y, junto con las otras juntas, sumaron aproximadamente mil, con cuchillos y machetes, y algunas armas de fuego. Al llegar a Lares, se escuchó el grito de guerra, ¡Viva Puerto Rico Libre! y ¡Abajo los Impuestos! También, llevaban una bandera roja, y otra blanca que decía ¡Muerte o Libertad! ¡Viva Puerto Rico Libre! ¡Año 1868!

En este grupo no había diferencia de clases sociales. Había ricos y pobres, blancos y negros. Estaban dispuestos a morir, y consideraron esta marcha como un movimiento patriótico. Además, se había hecho el compromiso de que los participantes serían jornaleros y/o negros libres Allí, en el ayuntamiento, constituyeron el Gobierno Provisorio.

Mientras tanto, las patrullas rodeaban el pueblo y arrestaban a los conservadores incluyendo al Alcalde Pedro Mediavilla. Otros rompían las libretas de los jornaleros.


Rebelión del Grito de Lares (por Leonardo Rivera)

Los rebeldes caminaron hasta San Sebastián, pero los militares los recibieron a balazos. Tanta fue la violencia, que los rebeldes decidieron retirarse, aunque continuaban planificando otras revueltas.

Por su parte, las autoridades españolas arrestaron a más de ochocientos sospechosos, incluyendo a Mariana Bracetti. De estos, más de cien murieron por hacinamiento y el mal estado de las cárceles. El resto de los arrestados recibieron un indulto general de parte del gobernador José Laureano Sanz y Posse, el 26 de enero de 1869.


Gobernador José Laureano Sanz y Posse

Referencias

Cien años de la bandera puertorriqueña. Revista, El Nuevo Día. Domingo, 3 de diciembre de 1995.


El Grito de Lares. Instituto de Cultura Puertorriqueño. No 10, Diciembre 1968. Pp. 3-40.

En ruta hacia el Grito de Lares. Periódico Visión, Mayagüez PR. 26 de septiembre al 7 de agosto de 1994. P. 13.


Enciclopedia PR


Historia de la Bandera de Puerto Rico. Histopedia de Puerto Rico. 23 de marzo de 2019.

http://cita.eap.edu/moodle/pluginfile.php/284/mod_resource/content/1/Historia_de_PR_y_EU/Grito_de_Lares.pdf


https://amp.issuu.com/granodeoro/docs/reflejos_/s/11320631

https://artsandculture.google.com/asset/the-strike-fran-cervoni/yAE5Klc16sgIOA


https://progresosemanal.us/20130922/el-grito-de-lares/

Miller, Paul G. Historia de Puerto Rico. Rand Mc Nally & Company, Chicago IL. 1922. Pp. 278-285.


Picó, Fernando. Historia general de Puerto Rico. Ediciones Huracán, Inc., San Juan PR. Novena edición, 2004. Rosado, Marisa. "Cronología del Grito de Lares", Homines. Vol 18, No 1, Julio 1995. Pp. 31-58.


Sociales 1, 2, 3 y 4 (Libros de texto de la serie "Para crecer"). Ediciones Santillana, Inc., Guaynabo, PR. 2014.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page