top of page
  • Foto del escritorHistopedia de Puerto Rico

Obispo Rodrigo de Bastidas y la Catedral de San Juan

Actualizado: 3 sept 2023

OBISPO RODRIGO DE BASTIDAS

Y LA CATEDRAL DE SAN JUAN


Escultura del Obispo Rodrigo de Bastidas por Santiago Poletto

El Obispo Rodrigo de Bastidas y Rodríguez de Romera nació en la ciudad de Santo Domingo, en el año c.1497. Su padre, Rodrigo de Bastidas, fue un conocido navegante y conquistador español que exploró el litoral de Colombia y Panamá.

En el 1524, se dirigió desde Santo Domingo a Tierra Firme, donde fundó la ciudad de Santa Marta en Colombia, de la que fue gobernador. Esta fue la primera ciudad fundada en América del Sur, en el año 1525. Tras la sublevación de los colonos decidió regresar a Santo Domingo, pero durante su viaje de vuelta, una tempestad lo arrastró a la isla de Cuba, donde, más tarde, falleció.


Conquisttador Rodrigo de Bastidas

Trasfondo eclesiástico

El 21 de junio de 1531, siendo Deán de la Diócesis de Santo Domingo, Rodrigo de Bastidas y Rodríguez de Romera fue nombrado Obispo de la Diócesis de Venezuela con sede en Coro. Este fue el primer Obispo Católico que tuvo Venezuela. El 30 de junio de 1532, fue ordenado por el Obispo de Zamora, Francisco de Mendoza.

El 2 de noviembre de ese año, llega a Puerto Rico para asumir el cargo de Juez Pesquisidor del Obispado de San Juan, y a estudiar la situación actual económica y gubernamental de la Isla, por mandato de la Corona y del Consejo de Indias.

Ocupando su cargo, preparó un Informe de Situación, fechado el 20 de enero de 1533, donde indica que:


"Lo primero que Vuestra Magestad me mandó fue me informase del estado en que estava la dicha isla. A esto digo que yo lo procuré de saver, y ella se va poblando de cada un día mas, y sienpre se descubren muy buenas minas y buenos naçimientos y, sin dubda, es muy buena cosa la dicha isla."


Bastidas sometió la reconstrucción de la Catedral a una junta que presidía el Obispo Alonso Manso. Este autorizó a los oficiales reales a que facilitaran las sumas necesarias para la reconstrucción, pero la edad de Manso no favorecía estas actividades, y las obras no se llevaron a cabo.


(Ver Alonso Manso, Primer Obispo de Puerto Rico en el siguiente enlace:)


Poco a poco, la Catedral se había ido deteriorando a causa de los huracanes que habían azotado la isla, así como de los ataques de los caribes, y se encontraba en deplorable estado, pero aún contaba con algunos ornamentos y plata labrada. Poco después, el 27 de septiembre de 1539, fallece el Obispo Alonso Manso, sin haberse reconstruido la Catedral.


Catedral de San Juan Bautista en la actualidad

Al año siguiente, el 16 de septiembre de 1540, el Rey Carlos V autorizó al Marqués de Aguilar, presentar en Roma al Obispo de Coro en Venezuela, y recomendar a Rodrigo de Bastidas para ocupar la sede vacante del Obispado de San Juan. Sin embargo, estando en Puerto Rico, en noviembre de 1540, la Real Audiencia de Santo Domingo, lo designó para que ejerciera la gobernación de la Provincia de Venezuela de forma interina, ya que el Gobernador Jorge de Espira había fallecido. En ese cargo, estuvo desde el 7 de diciembre de 1540 hasta el 31 de diciembre de 1542.

El 6 de julio de 1541, el Papa Paulo III lo eligió para ocupar la vacante del Obispado de San Juan, y éste tomó posesión en 1542. Así, Rodrigo de Bastidas se convirtió en el segundo obispo emérito de Puerto Rico.


Ausencia de un Obispo

A mediados de 1540, por acuerdo del Cabildo Eclesiástico y los oficiales reales, la Catedral de San Juan se había comenzado a construir en sede vacante, por Don Juan de Cea, quien fuera Vicario y Provisor, Chantre de la Catedral. Para ese tiempo, el Palacio de Santa Catalina (La Fortaleza) ya se había terminado de construir y se había autorizado la construcción de un fortín en San Germán para protegerlos de los ataques de los piratas. Sin embargo, esta última fue suspendida.

En el 1542, el Rey Carlos V decretó la libertad de los indios, gracias a la lucha de Fray Bartolomé de las Casas, y Fray Antonio de Montesinos, pero pasó un tiempo en ponerse en vigor en la Isla.


(Ver Fray Bartolomé de las Casas en el siguiente enlace:


Obispado de Bastidas

A mediados del 1542, llega a Puerto Rico, el Obispo Rodrigo de Bastidas, y continuó con los trabajos que comenzó en 1533. Sin embargo, al llegar como líder de la Iglesia, y por los poderes que se le habían otorgado como inquisidor, debía resolver los problemas encontrados. Como primera obra, mencionaremos la continuación de la reconstrucción de la Catedral de San Juan Bautista. En esta ocasión, la reedificación se comenzó en piedra, procedente de las canteras del Río Toa, y se techó en madera y teja.

En la primera etapa, se terminó la Capilla Mayor y sus dependencias, así como las dos capillas colaterales, y un monasterio para los frailes dominicos, pero la obra tuvo que ser detenida cuando iban por el crucero, por falta de recursos económicos. Hay que mencionar, que para esta etapa se utilizó la ayuda de los esclavos, a petición del Obispo, ya que había necesidad de mano de obra.


Esclavos africanos trabajando en la construcción de edificios

A continuación, compartimos un extracto de una carta del Obispo al Rey Carlos V, fechada el 8 de febrero de 1543, donde se solicita la ayuda de los esclavos que trabajaron en La Fortaleza:


"...a Vuestra Magestad suplico, en nonbre desta iglesia, sea servido de mandar hazer limosna, para ayudar a la dicha obra, y de diez o doze negros, de los que Vuestra Magestad tiene en esta çiudad que fueron de la obra de la fortaleza y Vuestra Magestad los tiene dados por tiempo limitado a esta çiudad para obras publicas, las quales en verdad no se han hecho, y dellos no se han bien aprovechado, sobre lo qual yo he hecho a los regidores mi pareçer, porque los han traído alquilados..."


En el informe, Bastidas también le menciona al Rey que, debido a la falta de fortificaciones, los vecinos de San Germán despoblaban la Villa, y se llevaban a sus familias a los montes. Luego de que se negara la construcción de una fortaleza en este partido, la misma había sido atacada y destruida varias veces por los franceses, y los vecinos se negaban a levantarla nuevamente. Por tal razón, el Obispo le solicitó al Rey que se construyera un fuerte en el Partido de San Germán, pero, como ya había informado que la cantidad de pobladores sumaba alrededor de treinta vecinos, el Rey decidió no construirlo ya queel número era muy reducido para hacer una inversión de gran magnitud.

En el 1544, el Obispo Bastidas pone en vigor el mandato que el Rey Carlos V había decretado dos años antes, de darle la libertad a los taínos, e indicó en un informe, que solo había en la Isla sesenta indios.

Ese mismo año, Bastidas, continúa con la construcción de la Catedral de San Juan, tras la insistencia de la Corona. Además, solicitó estudios de gramática para los jóvenes.


Interior de la Catedral San Juan Bautista en la actualidad


Bastidas no solo informaba al Rey sobre los trabajos que le correspondían hacer, sino en la posición de Obispo, también supervisaba a los demás clérigos que estaban en la Isla. Y, en sus informes de 1548, acusó a los frailes dominicos de usar fondos de la Iglesia para trabajos que no correspondían a sus misiones:


"Hay en esta ciudad un Monasterio de Dominicos de grandor bastante para un pueblo de dos mil vecinos, con muchos frailes y para lo sustentar toman mancebos e isleños que antes nos inquietan que ayudan. Edificaron en la prosperidad de la isla. Tienen estancias, caballos, ganados, negros e indios y ahora quieren hacer ingenios de caballos. Entre tanto sé que piden limosna a V.M. (Vuestra Majestad) para acabar su iglesia. Mejor fuera que vendieran su granjería y se les obligase a vivir en la pobreza y observancia.


Para Bastidas, todos estos ingresos eran necesarios para poder ayudar a los aldeanos y para sufragar los gastos de la reconstrucción de la Catedral. Eso podemos comprobarlo al leer el siguiente pasaje de una carta suya, dirigida al Rey, con fecha del 10 de marzo de 1549:


“Ha nueve años que va la obra desta Iglesia. La fábrica es pobre, los vecinos con poca posibilidad. V.M. hizo limosna de 600 pesos en tres años. Suplicamos se continúe. Ello está subido de presente altura de entablamentos, todo de cantería, y de muy real edificio”.


En el 1556, Rey Carlos V le cede el trono a su hijo, Felipe II, antes de terminarse la reconstrucción de la Catedral. Bastidas nunca pudo terminar la construcción por falta de recursos, pero en especial, por los saqueos de los piratas y los ataques de los caribes. Sin embargo, el Obispo continuaba en comunicación con el Rey Felipe II, y años más tarde, le pedía ayuda económica y algunos esclavos que estuvieran a su servicio, defendiendo siempre a los taínos. (Ver estracto de carta fechada el 20 de junio de 1559.)

"...ya Vuestra Magestad Real sabe como en estas islas no hay indios de seruiçio y, aunque los huviera, yo no pretendo dellos ser servido, y los salarios de españoles son muy grandes, que no lo sufre la Renta y possibilidad. Supplico a Vuestra Magestad se me dé liçençia para poder traer de cabo uerde o de otra parte seis negros de que tengo nesçesidad para mi serviçio."

En el 1562, Bastidas renuncia a su cargo, y falleció en 1570, a los 73 años. Sus restos reposan en la Catedral de Santo Domingo, en la Capilla Santa Ana o de Bastidas, junto a los de su padre.


Catedral de Santo Domingo (Primera Catedral de América)

Las armas del Obispo Bastidas, labradas en piedra, fueron colocadas debajo de las del emperador Carlos V, en el principal testero de la Capilla Mayor de la Catedral de San Juan Bautista.


Bibliografía


Alonso Manso, Primer Obispo de Puerto Rico. Histopedia de Puerto Rico. 3 de febrero de 2021.


Calderín, Rafael. La Catedral de San Juan Bautista y los Monasterios de Santo Tomás de Aquino y de San Francisco de Asís. Mayo, 2016.


Carrera de la Red, Micaela. La correspondencia del Obispo Rodrigo de Bastidas (1526-1566) Testimonio sobre el trato de los indios en el Caribe. Diciembre 2010.


Fundación de San Germán. Histopedia de Puerto Rico. 14 de enero de 2021.


La Catedral de Santo Domingo


Miller, Paul G. Historia de Puerto Rico. Rand Mc Nally & Company, Chicago IL. 1922.


Museo Arquidiocesano Paseo de los Obispos en Venezuela


Rodrigo de Bastidas. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bastidas.htm


Rodrigo de Bastidas (obispo).


Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page